En Estados Unidos el fútbol, más conocido como soccer, no ha sido tradicionalmente uno de sus deportes  más populares. El baloncesto, béisbol, fútbol americano y hockey sobre hielo cuentan con mayor número de seguidores, aunque el fútbol es muy practicado por jóvenes en edad escolar y mujeres, especialmente.

Tras organizar la Copa Mundial de Fútbol en 1994, el soccer ha calado en la sociedad estadounidense y su crecimiento en las últimas décadas ha sido espectacular.


La primera división del fútbol profesional masculino es la Major League Soccer, liga que cuenta con 20 equipos distribuidos entre la conferencia este y oeste. En los últimos años cada vez son más los jugadores de talla mundial que deciden poner punto y final a sus exitosas carreras deportivas en algún conjunto norteamericano. Así, David Beckham, Thierry Henry, Kaká, Del Piero, Raúl González, Gerrard, Lampard o David Villa son algunos de los grandes futbolistas que han cruzado el Atlántico tras destacar en el fútbol europeo.    

Asimismo, el fútbol profesional femenino es referente a nivel mundial y su selección es actualmente una de las más exitosas. De hecho, el equipo nacional femenino de EEUU se ha proclamado campeón de la Copa Mundial en tres ocasiones (1991, 1999 y 2015) y se ha colgado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en cuatro de las cinco veces que el torneo se ha disputado.

Año tras año, cada vez son más los jóvenes que se interesan por el fútbol y deciden apostar por academias anuales donde compaginan entrenamientos especializados y estudios académicos en unas instalaciones de primera calidad.

En EEUU, esta fórmula perfecta de fútbol + curso académico es ofrecida, entre otros centros, por la prestigiosa academia IMG. Esta academia tiene su sede en Brandenton (Florida) y está dirigida a jóvenes jugadores de 10 a 19 años con un nivel de fútbol intermedio o avanzado.

IMG Academy ofrece un programa deportivo-educativo de primer nivel organizado por semestres (otoño o primavera) a semejanza del calendario escolar americano. Los alumnos internacionales también tienen la posibilidad de realizar cursos de inglés para facilitar su comunicación con el resto de compañeros, entrenadores, profesores, etc.   

Los alumnos-atletas se alojarán en las modernas instalaciones de Bradenton, un complejo con una extensión de casi 500 hectáreas que se asemeja a un campus universitario.

Otros aspectos positivos de las academias anuales

Además de aumentar el nivel de inglés y de fútbol, academias anuales como IMG hacen que los jóvenes se vuelvan más responsables e independientes. Al permanecer durante muchos meses fuera de su hogar, los estudiantes experimentan cambios en su personalidad, siendo tras su vuelta más extrovertidos y más seguros de sí mismos.      

Otro aspecto a destacar es la posibilidad de mejorar el nivel de inglés gracias a la inmersión total del alumno. Hoy en día, un alto porcentaje de ofertas de trabajo requieren el dominio del inglés. Numerosos estudios han demostrado que el conocimiento del inglés aumenta las posibilidades de encontrar más rápido un buen empleo.

Los alumnos internacionales de IMG Academy retornarán a sus países de origen con un nivel de inglés elevado que les permitirá tener un valor añadido de cara al mercado laboral.