La pasión en Inglaterra por el fútbol es enorme. El balón de fútbol echó a rodar por primera vez en las Islas Británicas y desde entonces muchos ingleses han sentido y profesan una auténtica devoción por este deporte.

La Premier League es la máxima categoría de la liga de fútbol de Inglaterra y Gales y, junto a la liga española, son consideradas las mejores competiciones del mundo.

En Inglaterra juegan equipos con gran prestigio en el panorama internacional como el Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United o Manchester City.


Precisamente en una ciudad tan futbolera como Manchester se ubica una de las academias que mejor combinan el aprendizaje del inglés durante un año académico con el entrenamiento y la práctica del fútbol.

Esta academia está abierta todo el año y en ella se dan cita jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y 21 años que tengan un nivel de juego intermedio o avanzado.

En la academia se llevan a cabo entrenamientos intensos y profesionales distribuidos en 5 sesiones de lunes a viernes.

Pero no todo es deporte, durante su estancia en tierras británicas, los alumnos también completan un excelente programa educativo destinado, principalmente, a la mejora del nivel de inglés.

El centro de idiomas Berlitz imparte un total de 15 horas de inglés semanales de la mano de profesores con gran experiencia en la enseñanza de idiomas a grupos de jóvenes en ambientes multiculturales.

Berlitz utiliza una metodología de enseñanza propia basada en la dinámica del fútbol y personalizada según los intereses de cada estudiante.

Al llegar a la academia los jóvenes futbolistas realizan un test inicial, tanto para la práctica deportiva como para las clases de inglés, a fin de agrupar a los estudiantes en el nivel más adecuado a sus habilidades futbolísticas y lingüísticas.

La mejor fórmula para aprender inglés es residir durante un periodo de tiempo prolongado en un país angloparlante. Mediante esta academia anual los jóvenes futbolistas se relacionan en inglés no sólo en las horas de clases, sino también con los entrenadores y compañeros de diferentes países. Así, los alumnos se ven obligados a hacer uso del inglés constantemente, garantizando una inmersión lingüística total.

Esta academia anual localizada en Manchester ofrece dos fantásticas opciones de alojamiento: residencias de estudiantes (John Lester y Eddie Colman Court), o familias de acogida de habla inglesa para practicar el idioma las 24 horas al día.       

 

Otros valores añadidos de las academias anuales

Además de mejorar el nivel de inglés y de fútbol estas academias anuales permiten a los jóvenes experimentar un crecimiento personal, adquiriendo un carácter más extrovertido, dando importancia a valores como el trabajo en equipo, los beneficios del deporte o la convivencia respetuosa con otras personas de diferentes nacionalidades.

Al estar separados de sus padres durante una larga temporada, los estudiantes se vuelven más maduros, responsables y autosuficientes.

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que aquellos jóvenes que acreditan un nivel alto de inglés cuentan con una gran ventaja de cara al mercado laboral.

En definitiva, todo son aspectos positivos a la hora de participar en una academia anual especializada en fútbol.