A nivel de clubes, los dos grandes del balompié nacional, Real Madrid y Barcelona, han reinado en Europa con varios títulos continentales en las últimas temporadas. Asimismo, cabe destacar el gran papel del Sevilla F.C., equipo más laureado en el palmarés de la Europa League (anteriormente UEFA) con 4 campeonatos en sus vitrinas.

El dominio de los clubes españoles en las máximas competiciones europeas es una realidad, pero a nivel de selecciones también son numerosos los éxitos tras encadenar “La Roja” un histórico triplete de títulos (Eurocopa-Mundial-Eurocopa), algo nunca antes realizado por ningún combinado nacional.

Todas estas extraordinarias victorias hacen de España un claro referente en el mundo del fútbol y un modelo a imitar por aquellos países que quieren iniciarse en este popular deporte o incluso otros muchos con tradición futbolera.

En España el fútbol crece año tras año de una manera vertiginosa debido, entre otros factores, al enorme número de practicantes, a las excelentes academias, escuelas e instalaciones, y a los magníficos monitores y entrenadores encargados de la enseñanza deportiva. Lo cierto es que esta fiebre de fútbol ha provocado que muchos jóvenes se interesen por academias anuales especializadas en fútbol como fórmula ideal para compaginar estudios y su deporte favorito sin que ninguno de ellos se vea perjudicado. Estas academias de larga duración utilizan un programa de aprendizaje deportivo-académico con el objetivo de que sus alumnos desarrollen sus habilidades deportivas al mismo tiempo que continúan con su formación educativa.