Entrevista a Alberto Ruiz, entrenador de la cantera del Atlético de Madrid

Entrevista a Alberto Ruiz, entrenador de la cantera del Atlético de Madrid

Alberto Ruíz es entrenador en la cantera del Atlético de Madrid (cadetes) y cuenta con una amplia trayectoria como técnico de fútbol, principalmente en nuestro país, aunque también ejerció tres años en Puerto Rico. Tras pasar por el Guadalajara CD, fichó por el Atleti, el club de sus amores, donde comenzó su pasión por el fútbol y al que lleva vinculado profesionalmente cerca de año y medio.

En esta entrevista nos habla de su experiencia trabajando con jóvenes, de los valores que intenta transmitirles y de qué figuras del fútbol considera un ejemplo a seguir para estos.

Hola Alberto, la mayor parte de tu carrera la has dedicado a entrenar a jóvenes, de hecho actualmente eres entrenador en la cantera del Atlético de Madrid. ¿Qué es lo más satisfactorio de trabajar con ellos?

Lo que te sorprenden todos cada día. Son esponjas. Asimilan conceptos, aplican todo lo que les inculcas con una facilidad pasmosa. Les ayuda que ven mucho fútbol y están todo el día con un balón en los pies; son muy inteligentes. Con los jóvenes, el trabajo es muy bonito. La incidencia sobre la persona y el jugador es muy alta. Les empujas, les ayudas, les ves crecer. Ser entrenador de fútbol formativo no sólo es planificar entrenamientos y hacer alineaciones, va mucho más allá. Hay que ser formador. En el momento en el que te obsesionas por ganar, pierdes la objetividad y los valores, que, en estas edades, son muy importantes. No todo vale para ganar. Debes tener siempre una educación, saber transmitir unos valores. No es lo mismo entrenar, que enseñar.

 ¿Y lo más complicado?

Que lleguen a ser un colectivo unido, que se ayuden, que se quieran, que estén siempre pendientes los unos de los otros. Que se diviertan y, por consecuencia, que jueguen bien. Que sean un bloque. La clave está en la unidad, en el vestuario.

La nutrición es importante para jóvenes en edad de crecimiento y que practican deporte asiduamente. ¿Les da algunas pautas a los niños sobre cómo es recomendable alimentarse?

Por supuesto, en nutrición se les aconsejan y se les entregan unas pautas de comida para cada día. Comer bien, hidratarse y descansar forman parte de lo que llamamos “entrenamiento invisible”, que es fundamental para rendir en la actividad deportiva. Hay que empezar a acostumbrar al cuerpo a nutrirse bien desde edades tempranas.

 ¿Qué tipo de fútbol te gusta para con tus equipos?

El fútbol se divide en dos: los que quieren el balón y los que no. Los que esperan atrás, ceden iniciativa, control y dominio sufrirán siempre ante equipos que la quieren siempre y la mueven a buen ritmo. Yo soy de los que quiere tener y crecer a través del balón, someter al rival, generar superioridades y priorizar sobre saber entender el juego: atacar y defender bien, manejar transiciones ofensivas y defensivas). Intentar jugar bien y dar espectáculo.

cantera del Atlético artheo

¿Qué valores intentas transmitir cómo técnico a tus jugadores? Ya conocemos que el Atlético de los últimos años tiene unos valores muy marcados por Simeone.

El Atleti está ahora mismo entre los mejores y más competitivos equipos del mundo. El éxito es trabajo, trabajo y trabajo. Creer firmemente y con convicción en lo que uno hace para poder así transmitirlo a los jugadores. Como entrenador creo que hay que tener una capacidad de influencia brutal para mover a los jugadores, aumentando su confianza, rendimiento y compromiso. Hacer creer siempre a tus jugadores que nunca pierdan la esperanza y no se rindan, incluso vayas perdiendo por goleada. En este aspecto es clave hacerles ver el fútbol como un juego de equipo y que el individuo se ha de sacrificar por el interés grupal. Nadie es suplente de nadie sino complemento de todos.

Apostar por el fútbol al 100% dejando a un lado los estudios es sin duda una decisión arriesgada, ¿qué consejo darías a todos esos chicos que sueñan con ser futbolistas sabiendo que muy pocos van a lograr vivir de ello a largo plazo?

Soñar con ser jugador de fútbol profesional es muy bonito pero también muy difícil. Llegan muy pocos. Lo primero que les digo a los jóvenes es que se centren en los estudios, es su objetivo, y luego que jueguen al fútbol. Es sencillo de decir pero no todos lo aplican. Intentar motivarles a través del deporte y del fútbol, pero pensar más allá. Que hay más cosas importantes en la vida, no sólo el fútbol.

¿Qué diferencias principales encuentras entre entrenar a niños y a adultos?

Los niños reciben formación dentro de un proceso largo de aprendizaje en donde el resultado no importa, y los adultos compiten por ganar, por demostrar su calidad con oposición, mayor o menor, pero oposición. Pero tanto a niños como a adultos siempre es importante poder conocer al jugador. Para poder ayudarle a crecer. Y tienes que quererle, porque a una persona querida se le ayuda mucho mejor.

¿Cómo fue tu trayectoria hasta convertirte en entrenador?

Básicamente intenté que fuera muy formativa. En primer lugar cursé los títulos de entrenador (Nivel 1, 2 y 3) y después el UEFA PRO, que te permite entrenar a nivel internacional en cualquier equipo. Pero después ya tienes que volar sólo. Instruirte, ver, escuchar, preguntar, saber quedarte con lo bueno y desechar lo menos bueno. Me encanta ver entrenamientos de todas las categorías, siempre aprendes algo y sacas conclusiones que te ayudan a crecer. Y ahora estoy donde siempre quería estar, en el Atlético de Madrid. Mi club de siempre, aquí vi fútbol por primera vez, aquí aprendí valores, a ganar y a perder, a sufrir y a ganarse todo con esfuerzo y con entrega. Pasé por el CD Canillas, pasé un año por el área de captación del Real Madrid, me ayudó muchísimo estar tres años en Puerto Rico a levantar desde cero un club de fútbol en un país sin apenas tradición futbolística, me fichó el CD Guadalajara (2ª División B) como Director de Fútbol Base y ahora estoy la cantera del Atlético. Feliz.

¿Qué aconsejarías a aquellos futbolistas que quieran reconducir su carrera hacia el entrenamiento?

El primer consejo sería que crea en lo que hace, que si un jugador logró antes llegar a un nivel óptimo de juego y entrenamiento, lo volverá a hacer seguro. Hay que ser un trabajador nato, un ganador, para ser mejor cada día, para ganarte la confianza de tus compañeros y convencer al entrenador. Todo es posible mientras que uno quiera.

También te has dedicado al ‘scouting’, ¿algún descubrimiento del que estés especialmente orgulloso?

En el año que estuve de “scouting” vi muchos jugadores buenos, pero eran demasiado jóvenes, no sobrepasaban los 12 años. No recuerdo ahora mismo ningún jugador aún que brille en la élite, algunos estarán llegando. Pero vi muchos, y muy buenos. Para la captación hay que tener un talento especial. Saber ver y valorar lo que puedan dar en un futuro a largo plazo.

Por último, ¿crees que es importante que los jugadores transmitan una buena imagen en los partidos dada su influencia y repercusión? 

La imagen lo es todo, en jugadores y entrenadores. Continuamente están en un foco de atención muy alto. Sí es cierto que se han dado situaciones muy desagradables, dentro y fuera del campo. Hay millones de niños en el mundo que tiene un ejemplo malísimo de algunos profesionales y son detalles que hay que cuidar. No se puede enseñar al mundo ciertos comportamientos. Ser jugador no sólo significa ser jugador; me explico. Conlleva una responsabilidad muy alta en valores, respeto al compañero, al rival, al árbitro, al público.

¿Qué futbolista consideras un ejemplo para las generaciones venideras?

Un jugador que día a día da ejemplo en todo es Andrés Iniesta. Dios quiso que marcara el gol de todos en el Mundial de Sudáfrica y seguro fue por algo. Lo tiene todo. Ha sabido aprovechar toda su generosidad para llegar a la cumbre. Es un líder callado que crea escuela. El fútbol está a buen recaudo con Iniesta. Gente de personalidad que respetan el fútbol y que saben a fondo lo que representa.

¿Y qué entrenador?

El entrenador tiene un papel muy relevante. Marca la estrategia del club, para bien o para mal, proyectará la metodología de entrenamiento, aspectos físicos y tácticos… y por supuesto tendrá una enorme influencia en jugadores y afición. De modo que por concepto, por ideas, por estilo de juego, creo en Guardiola, referente y revolucionario del fútbol moderno; y por influencia, por ambición, por convicción, por sacrificio, creo en Simeone, un ejemplo para mí y un líder a seguir. Su deseo y determinación motivan a los jugadores enormemente. Dos grandísimos entrenadores.

Puede seguir lo pasos de Alberto Ruiz en su aventura como entrenador de la cantera del Atlético de Madrid en su Twitter: @AlbertoRuiz_.

Conoce nuevos entrenamientos

El fútbol se está abriendo a nuevos paradigmas y muchos entrenadores están innovado para aumentar el nivel en sus sesiones. Uno de los más llamativos es el entrenamiento con drones, sobre lo que hablamos con David Powderly, pionero y que usa esta técnica para mejorar la táctica y los movimientos de sus jugadores.

Para los porteros los entrenamientos son algo diferentes, su misión es especial y así lo considera Steve Manning, entrenador de porteros juveniles del AFC Bournemouth, equipo de la Premier League y que nos explicó con detalle cómo organiza las sesiones específicas para guardametas.

Compartir este articulo