¿Se pueden compaginar estudios y deporte para llegar a ser profesional?

¿Se pueden compaginar estudios y deporte para llegar a ser profesional?

Cuando los niños comienzan seriamente a involucrarse en el mundo del fútbol, surge siempre un problema con el que los padres no suelen lidiar fácilmente, que es la combinación de estudios y deporte. En Ertheo creemos que el papel de los padres en la vida deportiva de su hijo es tan importante como el propio niño, ya que en edades tempranas tienen que tomar decisiones por ellos y aconsejarles sobre cómo deben guiar su vida.

La cuestión está en saber establecer un equilibrio entre estudios y deporte, algo complicado pero que se puede llegar a conseguir. Cuando son más pequeños, el volumen de estudio es menor y los entrenamientos también, por lo que un niño de primaria puede compaginar perfectamente el deporte con las tareas del colegio sin tener que dejar de lado nada. El problema empieza a aparecer cuando comienzan secundaria y bachillerato, una etapa educativa en la que deben comenzar a estudiar casi a diario y tienen más tareas para casa. Aquí muchos niños rechazan el colegio y se centran más en el deporte, la cantidad de suspensos aumentan y las ganas de aprovechar algunas horas para estudiar disminuyen. En estos momentos surge la duda en el entorno familiar, algunos padres ven que el niño puede llegar a ser profesional y no dan importancia al instituto.clases deporte y estudio ertheo

Borja Criado, exfutbolista profesional que actualmente es notario gracias a su carrera de Derecho, destaca en un post de la web “Hayderecho.com”, que en esos momentos muchos padres ponen la típica excusa de “mi hijo no vale para estudiar, a la mínima que pueda lo dejará”. Algunos clubes dan mucha importancia al rendimiento escolar de los jugadores de la cantera y suelen solicitar las notas para ver si están compaginando correctamente los estudios y deporte.

En la experiencia que ha vivido al fútbol al máximo nivel, Criado ha visto situación de padres que no deben ser las correctas para la educación del niño, como la que destacábamos antes. Los insultos a los árbitros y a otros jugadores, los sermones a los chicos y la exigencia innecesaria incluyen mucho en el comportamiento futuro del pequeño. Pero volviendo a los estudios y deporte, Borja opina que se puede compaginar “si no pones excusas sin sentido”, como las que comentaban sus compañeros en el periplo en el que estudiaba Derecho mientas jugaba en la cantera de un equipo puntero español, justificaciones del estilo “yo viviré de la renta”. Criado considera que es duro estudiar y jugar en la cantera de un gran equipo, pero que con sacrificio y ganas se puede conseguir.

Hay ejemplos de muchos futbolistas famosos que poseen una carrera y estudian, como Juan Mata, actual jugador del Manchester United y campeón del Mundo y Europa con la selección española. El futbolista asturiano estudiaba dos carreras cuando fichó por el Chelsea hace 5 años y además aprendía inglés para adaptarse al país británico. El excentral del Granada Diego Mainz es otro ejemplo, ya que en su paso por el Rayo Vallecano se licenció en Economía. Otro caso es el de Esteban Granero, centrocampista de la Real Sociedad y exjugador del Real Madrid, que obtuvo hace un año el título de Grado en Psicología.Una gran cantidad de deportistas se dedican a otra profesión cuando acaban su carrera deportiva, ya que todos no quieren seguir ligados a su anterior trabajo y quieren dedicarse a la otra profesión que han estudiado.

clases tenis img estudios y deporte ertheoEntonces, ¿cómo deben actuar los padres e hijos para que el niño pueda compaginar deporte y estudios? El Técnico Deportivo Superior Fútbol Pedro Meseguer aconseja en un artículo de la web Fiebre de Fútbol que los niños “deben marcarse unos objetivos razonables para estudiar” para no provocar el agobio en ellos. Con objetivos concretos y mucho esfuerzo el joven podrá seguir combinando ambas cosas sin tener que fracasar en ninguna y sin sacrificar el estudio o el deporte. Para que nuestro hijo no ponga todo su empeño en abandonar los estudios para convertirse en futbolista profesional, Meseguer recomienda que les hagamos ver que puede que no lleguen a la élite, ya que hay muchos chicos y chicas que quieren llegar a ser estrellas.

Debemos ayudar a que se organicen, ayudarles y apoyarles en los momentos que pueden que sean más difíciles, así no se rendirán y verán que el esfuerzo no es en vano. Pedro Meseguer opina que “a veces los padres pueden provocar el problema”, debido a que pueden “interesarse más por el futbolista que por el estudiante o al revés”. “Debemos hacer lo más conveniente para que los jóvenes saquen mejores notas y practiquen su deporte favorito, sin amenazas y como complemento de sus formación”, expone Meseguer. En este aspecto, los padres no deben presionar al hijo, algo que se puede ver en excesivas ocasiones en los partidos o en algunas casas.

En una entrevista que realizamos hace unas semanas al psicólogo y coach deportivo Carlos Barea, nos comentó que compaginar estudios y deportes “es un compromiso de padres e hijos”. Por otro lado, dejó dos consejos para los padres, que “aprendan a fomentar el talento de sus hijos y a ponerles límites”, ya que para él “no podemos olvidar que el trabajo vence al talento siempre”. Por último, explico que “un niño necesita sustento, amor y límites” porque “les ayudan a sentirse seguros”.

En conclusión, debemos hacer comprender al niño que no pueden descuidar los estudios en ningún momento y hacerles entender que el deporte no garantiza ningún éxito. Por otro lado los padres deben ayudar a marcar los objetivos y apoyar en todo momento, aunque también es importante el papel de club en el que juega, ya que debe concienciar a los jugadores de que los estudios son una parte muy importante de sus vidas. Hacer consciente al menor de la importancia de las clases para su vida actual, no sólo la futura, que vean que el conocimiento les enriquece. Los estudios y deporte sí pueden ir de la mano.

Compartir este articulo