¿Cómo elegir raqueta de tenis para comenzar a entrenar?

elegir raquetas de tenis apiladas

¿Cómo elegir raqueta de tenis para comenzar a entrenar?

Iniciarse en cualquier deporte es complicado, fallamos mucho, nos cuesta entrar en la dinámica del juego y nos ocurren otras cosas que nos desesperan. Pero si hablamos del tenis, puede que toda esta dificultad de multiplique un poco más. El porqué esta bastante claro, para aprender a manejar la raqueta de tenis hay que ser pacientes. Así que debemos pensar con cautela y saber cómo elegir raqueta de tenis, no vale cualquiera, hay varios factores que influyen para escoger la correcta, más de los que quizá puedas creer.

Para saber que raqueta comprar, os vamos a ayudar un poquito explicando los parámetros a tener en cuenta para no arrepentiros en vuestros primeros pasos jugando al tenis.

elegir raqueta de tenis

Tipos de raquetas de tenis

Lo primero es saber que tipos de raquetas de tenis existen en el mercado y cuales nos van a poder ayudar a mejorar en nuestras primeras clases. Los fabricantes de raquetas suelen hablar de tres variantes:

Raquetas de mejora y potencia

Para comenzar a controlar la bola y no desesperar en el intento, existen las raquetas para iniciación, diseñadas con cabezas oversize o super-oversize, esto significa que la superficie de golpeo, donde ponemos el cordaje, es más grande de lo normal, en torno a 700-900 cm cuadrados. Estas son perfectas para los ejercicios de tenis para niños que comienzan su andadura en este deporte, donde lo importante es comenzar a familiarizarse con la raqueta y no perfeccionar golpes.

Este tipo de raqueta de tenis es rígida, larga y con un equilibrio de cabeza neutro o poco pesado, lo que favorece para contener un peso mayor en la zona de golpeo.

Como detalle extra, os comentamos que están orientadas para tenistas con con swing corto y lento que busquen más potencia, aunque un poco más abajo explicaremos el tema de los tipos de swings.

elegir una raqueta de tenis ertheo

Raquetas intermedias y avanzadas

Combinan características varias para los tenistas que llevan tiempo jugando pero necesitan seguir mejorando sus golpes. Las intermedias son ligeras, con equilibrio variado, cabeza midplus (613-658 cm2) y una longitud un poco mayor que las estándares. En cuanto a la potencia del golpeo, nunca llega a ser muy alta, oscila entre la baja-media y media-alta, por lo que suelen ser usadas por tenistas que quieran tener más manejo y margen de maniobra.

Raquetas de control

Aquí entran en escena las raquetas de tenis que compran los más experimentados, los que llevan muchos años pasando la bola de un campo a otro, los entrenadores y los semiprofesionales y tenistas del circuito ATP, los famosos que vemos todas las semanas en los grandes torneos.

Rafa Nadal en el Open de Australia 2017. elegir raqueta de tenis

Los modelos de control pesan más, cuentan con una cabeza más pequeña y el perfil de marco suele ser más fino y flexible. Además el equilibrio de cabeza es más leve para que el tenista tenga más manejo y precisión en los golpes. Cada profesional busca personalizar su raqueta, como por ejemplo Rafa Nadal, que a principios de 2017 añadió más peso a la suya. Parece que le ha dado buen resultado…

Características principales para elegir raqueta de tenis

Peso

El peso es uno de los parámetros más importantes a considerar para elegir raqueta de tenis. Las más pesadas requieren más fuerza para moverlas, generan más potencia en el golpeo y nos transmiten menos vibraciones. Pero junto a estos pros también tienen un contra importante, que son menos manejables. Un consejo para aprovechar más las ventajas es ampliar nuestro swing y mantener una velocidad buena.

tabla de pesos para elegir raqueta de tenis

En cuanto al peso podemos hacer una división entre dos tipos, podemos elegir una raqueta de tenis pesada con cabeza ligera o al contrario, raqueta más liviana pero con más peso en la cabeza.

Las primeras se consideran raquetas de control con las que los profesionales dan su propia fuerza a la bola. Las segundas cuentan con un mango más ligero y más peso en la parte donde se golpea a la bola, por lo que el tenista controlará mejor los golpes y no perderá mucha potencia.

Balance o equilibrio

El balance está estrechamente relacionado con el peso, su distribución en la raqueta. El balance condiciona el “equilibrio” que existe en la raqueta y con ello el control con el que se puede realizar en cada golpeo. Por ejemplo, cuando la raqueta es “cabezona” -es decir, tiene un mayor peso en la zona de golpeo que en la empuñadura- la potencia es mucho mayor pero también lo es la falta de precisión. Lo ideal sería buscar un equilibrio donde tengamos potencia y control en partes iguales, sin que uno sobresalga sobre el otro.

Tamiz (Tamaño de la cabeza)

En el tenis llamamos tamiz a la superficie de golpeo, donde se encuentra el encordado, del que hablaremos más adelante. Si el tamaño de la cabeza es amplia el control que vamos a tener sobre el golpeo va a ser menor, pero la potencia mayor. En la hipótesis contraria, la raqueta con cabeza pequeña nos va a proporcionar más precisión, la parte negativa es que tendremos que dar más fuerza al golpe para conseguir una buena velocidad.

tamaños de cabeza para elegir raqueta de tenis

Como información extra, generalmente las raquetas de tenis con cabeza pequeña suelen usarlas los jugadores más experimentados y que busquen un control de la bola, y las de cabeza grande están destinadas a tenistas intermedios que necesiten más potencia.

Longitud

En el tenis profesional y semiprofesional la normativa dicta que la longitud de la raqueta debe estar entre los 68,58 cm y 77,66 cm. Una raqueta más larga nos va a ayudar a llegar mejor en los golpes de fondo y a obtener más potencia, como contrapartida el manejo es más complicado y el control sobre el golpeo va a ser menor.

david ferrer elegir raqueta de tenis

Esto se debe a que el peso está más alejado de la mano, por lo que nos repercutirá a la hora de volear y devolver golpes más cercanos. En cuanto a las empuñaduras, las raquetas cada vez son más ligeras gracias a la innovación en los materiales, por lo que los principales fabricantes del mundo del tenis están en constante búsqueda para no aumentar en exceso el peso de las raquetas.

Actualmente, y esto cambia constantemente, el mango de la raqueta está incorporando un sistema de amortiguación para las vibraciones y el choque, lo que beneficia al juego de los tenistas.

Hay algunos jugadores que se ven obligados a usar una raqueta larga a pesar de obtener menos control, como el caso de David Ferrer, que debida a su baja estatura, 1’75 metros, utiliza una más larga de las que suelen usar los demás tenistas del ránking, de unos 70,8 cm.

Rigidez

La rigidez es un factor que afecta en gran medida a las sensaciones del tenista y a la vibración al golpear la bola. Las raquetas que se caracterizan por ser flexibles suelen proporcionar menos potencia, ya que tienden a ir hacia atrás en el impacto. A pesar de esto, la flexibilidad también propicia que el jugador reciba menos vibraciones en el raquetazo.

Las raquetas de tenis rígidas, además de potencia, confieren control direccional. Sin embargo, la rigidez es un parámetro que hará aumentar las vibraciones que la raqueta transmite al brazo del jugador. Las raquetas de tenis muy flexibles son menos potentes ya que el marco tiende a vencer hacia atrás en el instante del impacto pero absorben mejor las vibraciones.

Se habla menos de otra consecuencia derivada de la rigidez de los marcos, que es el número de efectos que puede proporcionar la raqueta. Las más rígidas no dan tanto efecto como las flexibles, y la razón es simple, ya que al ser más dura la pelota sale repelida del encordado en menos tiempo.

Patrón

Aquí entra en escena el cordaje de la raqueta, donde muchos tenistas gastan su tiempo para conseguir el que mejor se adapta a su juego. A la hora de elegir raqueta de tenis por primera vez quizá no se le da mucha importancia, pero a la vez que progresamos y jugamos asiduamente nos damos cuenta de cómo conseguir el que más no beneficia.

El tamiz de la raqueta es la superficie de golpeo, donde se entrelaza el encordado, que según cómo lo tengamos repercutirá de una forma u otra en nuestros golpes.

Aquí influyen el número de cuerdas y la distancia entre ellas, principalmente el encordado puede estar más abierto o cerrado.

Os vamos a explicar las diferencias para que decidáis por vosotros mismos cómo configurar vuestra raqueta de tenis.

En primer lugar hablamos del patrón de encordado abierto, con el que la bola se desvía más que con uno cerrado. Este tipo de encordado no es tan tenso, por lo que la pelota se incrusta más entre las cuerdas y sale de la raqueta con más potencia. Un punto en contra que vamos a encontrar es una mayor abrasión de las cuerdas y más posibilidades de rotura en el cordaje, ya que las cuerdas de la raqueta de tenis tienen más libertad para moverse.

Con un patrón de encordado cerrado pasa todo lo contrario, la bola se repele con menos potencia pero tenemos más control en el golpe. Conseguiremos menos efecto, aunque con un encordado cerrado no tendremos muchas roturas. Como podríamos deducir, este cordaje está más orientado a tenistas que buscan más control y los que basen más su juego en la potencia usarán raquetas de tenis con encordado más abierto.

Gamas de raquetas

Las principales marcas de raquetas sacan al mercado distintas gamas de modelos parecidos que se diferencian principalmente por el material del que están fabricadas. Lógicamente, según la gama de la raqueta el precio de venta oscilará enormemente. Aquí tenemos las tres principales:

  • Las raquetas de gama baja están fabricadas principalmente de aluminio y suelen costar entre unos 30 y 50 euros. Este tipo de raquetas están indicadas para jugadores muy ocasionales que buscan en el tenis un entretenimiento.
  • Las de gama media tienen una mayor calidad y su precio oscila entre los 60 y 120 euros. Están compuestas de grafito y fibra de vidrio, y son las más utilizadas por jugadores que se están formando en tenis.
  • El precio de las de gama alta asciende de los 120 a los 400 euros, y están compuestas por una mezcla de materiales muy resistentes como el grafito, el titanio o el carbono. Son muchos los jugadores que optan por este tipo de raquetas, ya sean profesionales como semiprofesionales o principiantes, ya que estas raquetas permiten realizar una buena pegada y alcanzar el máximo control en el golpeo.

Una de las marcas más reconocidas, Babolat, inició una nueva etapa en el tenis al incluir nuevas tecnologías revolucionarias para ayudar a los profesionales. La marca proporciona las raquetas a Rafa Nadal y en este vídeo presenta su modelo para analizar todo el juego de los tenistas.

Tipos de swing

Después de conocer cuáles son los parámetros más importantes a tener en cuenta y revisar cuáles son las gamas que existen en el mercado y sus precios, el último y más importante paso para elegir raqueta de tenis es saber cuál es el tipo de swing que tiene el jugador. El swing es el gesto característico que cada tenista hace con el brazo al golpear la bola y condiciona de gran manera la raqueta que debe comprar.  El swing puede ser:

  • Swing corto y lento: característico de los jugadores principiantes o muy veteranos. Para jugadores con el swing corto y lento las raquetas son muy ligeras, con un tamiz amplio, un balance alto (peso hacia la cabeza) y patrón abierto. Estas características proporcionan una gran potencia con poco esfuerzo y un máximo confort. Normalmente se trata de raquetas de gama alta, y alta calidad.
  • Swing medio: propio de jugadores de niveles intermedios. Para jugadores con swing medio las raquetas también tienen parámetros medios, con peso, tamiz y balance también medios. Son las más utilizadas gracias a que se adaptan a un gran número de jugadores ya sean de iniciación, intermedios o de competición. Este tipo de raquetas se suelen encontrar de todas las gamas, desde la más baja hasta la más alta.
  • Swing Largo: utilizado por los jugadores profesionales de gran experiencia. Las raquetas diseñadas para jugadores con swing largo y rápido son bastante más pesadas, con un tamiz más pequeño y un balance bajo (peso hacia la empuñadura). El control del golpeo es muchísimo mayor y también lo es la precisión. Normalmente estas raquetas se diseñan tanto en gama media como alta.

A pesar de poder nacer con talento, el diamante hay que pulirlo y debemos saber cuándo es buen momento para comenzar a jugar al tenis, no debemos precipitarnos, así que en este post de nuestro blog podrás ver un poco de información para conocer cuándo los niños pueden comenzar a jugar al tenis.

Con todos estos consejos ya podéis dar el paso y elegir la raqueta que más se adecue a tu juego o al momento de aprendizaje en el que os encontráis, pero recuerda, la raqueta no es mágica y se necesita mucho trabajo para dominarla. Así que ánimo y lo más importante, disfrutad jugando al tenis.

Compartir este articulo