La fiebre del baloncesto universitario en Estados Unidos

La fiebre del baloncesto universitario en Estados Unidos

Uno de los acontecimientos deportivos del año en Estados Unidos es la fase final de la Liga Universitaria de Baloncesto de la NCAA (National Collegiate Athletic Association), la asociación que gestiona las competiciones universitarias deportivas en EEUU.

Durante el mes de marzo y primera semana de abril se disputa el llamado March Madness (locura de marzo) o Big Dance (gran baile), donde los 68 mejores equipos de la temporada se miden en un cuadro de eliminatorias a partido único para dilucidar al campeón nacional.

El primer torneo de baloncesto universitario en EEUU se disputó en 1939 y UCLA, la universidad de California con sede en Los Ángeles, tiene el récord de títulos con once.

El sistema de competición es un tanto complejo, pero a grandes rasgos, tras participar 330 equipos en las 31 conferencias del país durante la temporada regular, 31 conjuntos se clasifican directamente como campeones de sus respectivas conferencias, mientras que los 37 puestos restantes son otorgados por invitación de un comité de la NCAA.

La Liga Universitaria es uno de los eventos más seguidos en Estados Unidos gracias a las retransmisiones de las principales cadenas de televisión nacionales, que consiguen grandes audiencias con los partidos de los emparejamientos finales. Las rondas de semifinales y final, también conocidas como Final Four (F4), es uno de los diez eventos deportivos que más ganancias generan en el mundo y se ven en multitud de países.

Dos jugadores actuales de la NBA, Oladipo y Hardaway Jr., disputan un balón en su etapa en la universidad.

Dos jugadores actuales de la NBA, Oladipo y Hardaway Jr., disputan un balón en su etapa en la universidad.

La nación entera se interesa por este torneo durante las semanas que se disputa la fase final, ya que en EEUU hay una estrecho vínculo entre la universidad y el deporte (oportunidad becas en Estados Unidos). El día de la gran final no se celebran partidos de la NBA, por lo que todo el interés deportivo se centra en la competición universitaria y consigue lograr beneficios multimillonarios con los derechos televisivos y apuestas deportivas.

Como es tradición, antes de comiencen las eliminatorias para conseguir el título, millones de estadounidenses apuestan por el vencedor de cada enfrentamiento. Tal es la expectación que genera esta competición que, según los últimos estudios, se ha calculado una pérdida de productividad en las empresas de 1.900 millones de dólares. Como veis, hasta el trabajo es secundario cuando se trata de ver la liga universitaria de baloncesto en Estados Unidos.

Los entrenadores de los principales equipos tienen sueldos astronómicos, incluso uno de ellos ha compaginado hasta hace un año el cargo de técnico en una universidad con el de entrenador de la selección USA de baloncesto. Hablamos de  Mike Krzyzewski, también conocido como Coach K., que este verano ha dejado su puesto en la selección USA para centrarse en el equipo de la Universidad de Duke, donde ha estado en varias etapas desde la década de los 80. Volviendo a la liga universitaria, habíamos comentado el gran sueldo de los técnicos, algo que no se da en los jugadores, que no cobran pero tienen un escaparate inmejorable para que año tras año muchos de ellos puedan dar salto a las principales ligas profesionales (NBA y baloncesto europeo). Las finales de la NCAA de baloncesto son el mejor escaparate para el Draft de la NBA, que se celebra todos los años y en el que los equipos eligen a los mejores jugadores para completar sus plantillas.

Duke University head coach Mike Krzyzewski talks to his team during a timeout while during a game against the University of Virginia at Duke University, NC, Jan. 12, 2012. DoD photo by D. Myles Cullen

El entrenador de Duke, Mike Krzyzewski, habla con su equipo en un tiempo muerto. Foto deD. Myles Cullen.

A día de hoy, el baloncesto universitario estadounidense sigue siendo la mayor cantera de la que se nutre la mejor liga del mundo. Así, estrellas de la NBA como Tim Duncan, Derrick Rose o Blake Griffin, entre otros muchos, desembarcaron en la NBA tras completar su etapa universitaria.

En Ertheo ofrecemos varios de los mejores campus de verano que se organizan en Estados Unidos. Un campamento de baloncesto en EEUU es una opción ideal para que tu hijo/a conozca de primera mano el basket norteamericano, mejore su nivel de inglés y viva una experiencia inolvidable en la cuna de este deporte. Si quieres aun más razones por las que pasar un año en una academia de USA, aquí te dejamos un artículo de nuestro blog con ventajas de conseguir una beca en el país norteamericano.

Compartir este articulo