Cómo conseguir una beca deportiva para estudiar en EEUU

Cómo conseguir una beca deportiva para estudiar en EEUU

En todos los deportes llegar a lo más alto supone gran esfuerzo y dedicación, por lo que el golf y el tenis no podían ser distintos. El deporte universitario estadounidense da la oportunidad a jóvenes con talento de todo el mundo a abrirse paso y desarrollar todo su potencial tanto deportivo como académico. Por esta razón, cada vez son más los jóvenes que sueñan con conseguir una beca deportiva de alguna de las mejores universidades de Estados Unidos.

Cada universidad americana dispone todos los años de un número elevado de becas deportivas que reparte entre jugadores de distintas disciplinas. Para poder acceder a una de estas ayudas es muy importante destacar, ya sea a nivel deportivo o académico. Las diferentes becas que se ofertan en las universidades de EEUU son:

  • Becas deportivas: dirigidas a deportistas de alto nivel. Estas becas pueden ser completas y cubrir el 100% de los gastos tanto académicos, como deportivos y de manutención, o pueden ser parciales y sólo cubrir cierto porcentaje de los gastos, normalmente de un 20 a un 80%.
  • Becas académicas: destinadas a estudiantes excelentes que hayan sacado notas muy altas en el examen de admisión a la universidad (SAT).
  • Becas Internacionales: para estudiantes extranjeros con un expediente excepcional que quieran iniciar sus estudios superiores en universidades de Estados Unidos.
img 26 1 237x300 - Cómo conseguir una beca deportiva para estudiar en EEUU

Las becas deportivas las conceden las diferentes universidades a través de distintas organizaciones, la calidad del deportista será la que haga que el jugador entre en una asociación o en otra.

  • NCAA: los equipos deportivos de las universidades de mayor prestigio compiten en esta asociación, la National Collegiate Athletic Association, repartiéndose según la calidad de sus jugadores en 3 divisiones diferentes: División I, División II y División III.
  • NAIA: aquí compiten las universidades con menor número de alumnos y menor presupuesto. El nombre completo es National Intercollegiate Athletic Association.
  • NJCAA: Y por último, también existe la National Junior College Athletic Association, en la que compiten los community colleges, instituciones alternativas a la universidad que permiten seguir estudiando a los chicos y chicas que no cumplen los requisitos de acceso a la universidad. Una vez superados los estudios en estos centros pueden continuar su titulación universitaria.

Poder acceder a una beca deportiva en Estados Unidos significa conseguir una importante experiencia internacional, un nivel de inglés bilingüe y estudiar una carrera universitaria en una facultad de prestigio con reconocimiento internacional.

Tanto el golf como el tenis son deportes con bastante cantera en el país norteamericano y además cuentan con muchos adeptos, afición que se nota en la calidad de las instalaciones que se encuentran en el país y en los profesionales, tanto fisioterapeutas, nutricionistas o profesionales, que se dedican a estos deportes. Golfistas de la talla de Tiger Woods, Luke Donald, Ricky Fowler o Paul Casey comenzaron su carrera deportiva competiendo en las ligas universitarias, y tenistas como Andre Agassi o Pete Sampras compitieron por Estados Unidos.

Usa nuestra herramienta para calcular las probabilidades de conseguir una beca en una universidad en Estados Unidos.

Requisitos para obtener una beca en EEUU

Para obtener una beca de golf en Estados Unidos, el chico/a debe tener un nivel de golf muy alto y un hándicap de 4 o inferior, y para una beca de tenis un buen ranking nacional o internacional. Los demás requisitos son comunes para las becas de los dos deportes:

8713856237 18d6e013e4 z 0 200x300 - Cómo conseguir una beca deportiva para estudiar en EEUU
  • El primero y más importante es no ser deportista profesional, no haber cobrado dinero por jugar ni haber firmado contratos.
  • No haber repetido ningún curso y haber terminado el bachillerato.
  • Empezar los estudios universitarios justo el año siguiente de terminar el bachillerato.
  • Haber superado los exámenes de admisión americanos, es decir, haber aprobado el SAT (la selectividad americana) y el TOEFL (examen de conocimientos del idioma para personas de habla no inglesa).

Existen muchas vías disponibles para poder beneficiarse de una beca deportiva, aunque las más efectivas son las que implican pasar algún tiempo en territorio americano y así aumentar las posibilidades de ser fichado por algún ojeador. Los caminos más comunes para acceder a estas becas son:

  • Tener un nivel en el tenis o golf alto o muy alto, jugar en los clubes más reconocidos de España, formar parte de las selecciones regionales o nacionales de tenis y destacar en los torneos.
  • Estudiar un año en un instituto de EEUU y disputar partidos con su equipo. Generalmente los ojeadores de las universidades buscan nuevos talentos en partidos de instituto. Además, pasar un año allí supondrá que el examen de acceso a la universidad (SAT) sea más fácil de aprobar.
  • Participar en los Summer Camps (campamentos de verano) de alguna universidad, academia o club profesional.
  • Prepararse para la entrada en la universidad en algún Prep School nada más terminar el bachillerato.
  • Si no se aprueba el acceso a la universidad, lo más aconsejable es estudiar dos años en un community college, instituciones alternativas de coste inferior a 15.000$ que sirven de trampolín para la universidad.
  • Si no se consigue una beca deportiva, otra alternativa es comenzar el curso académico en una buena universidad sin beca y apuntarse a su equipo de tenis. Esta opción es la más común entre los que no quieren competir mucho pero les interesa pertenecer a una universidad de prestigio.

Además de todas estas, hay otras opciones disponibles para todos aquellos deportistas que no hayan conseguido beca pero quieran mejorar su juego y adquirir experiencia en EEUU. Universidades de renombre como el MIT o la Universidad de Nueva York no ofrecen becas de deporte, pero si académicas e internacionales. Acceder a una de ellas supone competir en equipos de divisiones más bajas, pero tener mayores opciones de jugar y sumar minutos en competiciones nacionales. Esta es una opción disponible en más de 400 universidades, en las que el precio por año (todo incluido) ronda 40.000$ – 55.000$.

Sin duda alguna el sistema educativo estadounidense ofrece la oportunidad de formarse académica y deportivamente a tenistas de todo el mundo. En los últimos años el deporte español se han convertido en uno de los más potentes del mundo, por lo que no es de extrañar que España sea uno de los países que más deportistas aportan a las universidades americanas. En el curso 2012-2013 más de 250 deportistas españoles cursaban sus estudios en alguna de las universidades de EEUU buscando tener la misma suerte que tenistas de la talla de James Blake (becado en la Universidad de Harvard), John Isner (becado en la Universidad de Georgia) o Mike y Bob Brian (ambos becados en la Universidad de Standford).

Compartir este articulo