Cómo convertirse en monitor de campamentos

Cómo convertirse en monitor de campamentos

Junior International Football Festival and Language Program at Manchester City on Friday July 10th, 2015. Pics by Dave Thompson

Trabajar como monitor de campamentos es una gran oportunidad laboral a todos aquellos jóvenes amantes del ocio y los deportes que quieran pasar unas vacaciones diferentes. Estos campamentos permiten a los instructores disfrutar de nuevas experiencias junto a otros jóvenes mientras ganan un sueldo y viven unas semanas de ocio y actividades al aire libre. Desde Ertheo, os vamos a dar unas pautas para que tengáis claro cómo se consigue ser monitor de campamentos.

¿Qué requisitos hay que cumplir para trabajar como monitor de campamento?

Para trabajar en campamentos de verano, sean deportivos o no, es necesario cumplir una serie de requisitos mínimos. Por ejemplo, es necesario tener algún curso de monitor de ocio, coordinador de ocio o alguna formación como monitor de tiempo libre o similar, aunque cada campamento exige unos requisitos específicos que se adapten a su filosofía.

Muchísimas asociaciones y servicios públicos imparten estos cursos, que suelen tener una duración aproximada de unas 250-300 horas, en los que se forma a los jóvenes, tanto en la teoría como en la práctica, en contenidos que van desde la normativa relacionada con campamentos hasta el aprendizaje de bailes y juegos, pasando por clases de primeros auxilios.

Para acceder a estos cursos es necesario tener al menos 17 años y haber conseguido, como mínimo, el título de graduado en ESO o equivalente. Además, si los campamentos se realizan en el extranjero, utilizan el inglés como idioma principal o están dirigidos a niños extranjeros, también será necesario tener un buen nivel de inglés, en la mayoría de vector-escribiendo-curriculum-vitae_23-2147499575ocasiones B1 o superior, para que el monitor de campamentos pueda comunicarse sin problemas con todos los niños.

Si además cuentas con buenas referencias, los reclutadores se fijarán más en ti, ya que en un empleo en el que hay que trabajar con niños las empresas buscan contar con gente de confianza.

 

¿Cuáles son las cualidades principales que debe tener un  monitor de campamentos de verano?

Al margen de todos estos requisitos, para ser monitor de campamentos es necesario ser abierto y tolerante, además de mostrarte extrovertido, alegre y motivado.

También es muy importante la responsabilidad, comprensión y flexibilidad, que la persona sea capaz de adaptarse a todo tipo de contratiempos y problemas que puedan surgir en el día a día. Y, por supuesto, debe gustarle su trabajo y dejarse contagiar por el espíritu y la pasión que los niños ponen en todas y cada una de las actividades que realizan, fomentando siempre unos valores sociales positivos.

¿Qué funciones debe realizar un monitor de campamentos?

Aunque las funciones que desempeñan los monitores dependen mucho del campamento, en la mayoría de casos existen dos tipos de monitores diferentes con funciones específicas:

  • Los monitores generales se encargan de la programación, los horarios y la seguridad de los niños, procurando que estos cuenten con todo lo necesario durante su estancia en el campamento. Cuidan, supervisan y son responsables tanto del bienestar de los niños como de la mayoría de actividades lúdicas y recreativas que se realizan. Planifican el día a día, lFull-Size110-300x200as comidas y acompañan a los niños durante sus excursiones y visitas, velando por su seguridad día y noche.
  • Además, en los campamentos deportivos también encontramos los monitores específicos, responsables de entrenar y enseñar las normas básicas del deporte que se practique en el campamento, siempre complementando a los entrenadores de más nivel. Para acceder a estos puestos es necesario dominar el deporte y disponer de algún certificado o título que acredite ese nivel deportivo.

En ambos casos, independientemente de si se es monitor general o específico, lo más importante para un profesional de este tipo es facilitar la comunicación entre los niños y potenciar su integración y participación en todas las actividades que se realicen en el campamento, fomentando la buena convivencia y los valores prosociales, además de conseguir que cada niño viva el campamento como una experiencia única e inolvidable.

Compartir este articulo