El acompañamiento de menores en los vuelos: condiciones, trámites, requisitos y contratación

El acompañamiento de menores en los vuelos: condiciones, trámites, requisitos y contratación

Que los más pequeños de la casa viajen solos es una práctica cada vez más habitual, aunque sigue siendo una de las cosas que más preocupa a los padres que envían a sus hijos a disfrutar de campamentos de verano en el extranjero.

Debido a esta tendencia, hoy en día la mayoría de aerolíneas ofrece servicios de acompañamiento de menores en sus vuelos y permite que los niños/as viajen solos sin que les acompañe un adulto que se haga cargo de ellos.

Para que todo vaya bien durante el vuelo y los chicos puedan disfrutar de un campamento de verano fuera de su país, sólo hay que cumplir una serie de requisitos legales y contratar los servicios en una aerolínea fiable.

Pautas para contratar el servicio de acompañamiento de menores

La normativa española ha fijado una serie de documentos que tanto los padres como los menores deben tener antes de viajar, aunque lo mejor para evitar contratiempos es ponerse en contacto con la compañía para comprobar qué documentación exigen. Las normas generales de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) afirman que todo niño mayor de 14 años debe llevar consigo al volar la misma documentación que llevaría un adulto: el DNI en vuelos nacionales o a países europeos y el pasaporte para vuelos fuera de Europa.

Dibujo acompañamiento del menor en los vuelos

Además, ciertos países exigen un visado para poder entrar en su territorio, como por ejemplo Estados Unidos, que obliga a rellenar el cuestionario “ESTA” antes de volar.

Requisitos para menores de edad que viajan solos

Cuando los niños no vuelan con sus padres ni tutores (como suele pasar al viajar a un campamento de verano en el extranjero), la ley exige otros documentos. En estos casos, los menores pueden viajar acompañados de un adulto que tenga una autorización de los padres certificada por la Guardia Civil o acompañados por un familiar mayor de 16 años que se encargue de ellos. Esta opción permite a hermanos de distinta edad poder viajar solos en el avión sin necesidad de un adulto y así poder disfrutar juntos de un campamento en el extranjero.

Si su hijo/a tiene 15 o 16 años y viaja sólo

Los criterios cambian si el menor viaja sólo sin la compañía de un adulto o familiar mayor de 16 años, y es ahí cuando los padres tienen más dudas sobre los trámites.

Cuando el menor viaja sólo y tiene entre 5 y 16 años, debe llevar con él la documentación normal (DNI, pasaporte o visado) y otros impresos que tendrán que rellenar los padres y presentar en el mostrador de facturación antes del vuelo. Esta documentación incluye un descargo de responsabilidad en el que la compañía queda exenta de responsabilidad ante cualquier contratiempo, un documento con los datos del menor e información sobre alergias o necesidades especiales, además de otro documento en el que aparecen los datos personales y el teléfono del acompañante de salida (la persona que ha acompañado al menor al aeropuerto de salida) y del acompañante de llegada (la persona que va a recoger al menor en el aeropuerto de destino).

niño aviador acompañamiento del menor en los vuelos

Requisitos para menores de entre 5 y 12 años

Para que un menor de 5 a 12 años pueda volar solo, es necesario que sus padres contraten el servicio de acompañamiento de la aerolínea, que garantiza que estará acompañado durante todo el trayecto. En cambio, si el menor tiene entre 12 y 17 años, el servicio de acompañamiento es opcional y legalmente puede volar sin contratarlo.

El día del vuelo, los padres y el menor deben presentarse al menos una hora antes de la salida en el mostrador de facturación con toda la documentación mencionada. Desde ese momento, el menor pasa a estar a cargo de un miembro de la tripulación de cabina. Es aconsejable que la familia se quede en el aeropuerto hasta que el avión despegue por si surge algún problema, retrasos o cancelaciones del vuelo. Cuando el vuelo llega a su destino, el acompañante de llegada que espera en el aeropuerto debe enseñar su documentación a la tripulación de la aerolínea para poder recoger al menor.

¿Cómo se contrata el servicio de acompañamiento de menores?

El servicio de acompañamiento se contrata en el momento en que se compra el billete de avión. El precio de este servicio ronda los 30€ para vuelos nacionales, 50€ para el resto de Europa y unos 75€ a otros destinos como EEUU, aunque la tasa varía según la compañía.

Muchas aerolíneas ofrecen buenos precios en sus billetes y estupendos servicios de acompañamiento a los destinos en los que se realizan nuestros campamentos de verano deportivos.

Para viajar a EEUU, las mejores opciones las encontramos en compañías como Iberia, American Airlines, US Airways o Delta Airlines, que ofrecen buenos precios y acompañamiento de menores.

azafata servicio acompañamiento de menores

Otras aerolíneas como British Airways o Air Europa son las mejores opciones si el campamento es en Inglaterra o Irlanda. Y para volar a Francia, las mejores compañías con acompañamiento son Air France, KLM y Alitalia, que ofrecen buenos precios y gran servicio.

También se puede optar por compañías de bajo coste como Ryanair, Easyjet o Aer Lingus, que viajan a Inglaterra, Irlanda y Francia. Sin duda sus precios son inmejorables, pero ninguna de ellas ofrece servicio de acompañamiento de menores, para que el menor pueda volar debe tener más de 12 años o ir acompañado de un mayor de 16.

Nuestra compañera de atención al cliente, Elena Gozalo, nos explica con todo detalle cómo podemos llevar a nuestros hijos al campamento y qué debemos tener en cuenta justo después de reservar el campus que hemos elegido:

Consejos para evitar contratiempos

Que los menores viajen solos cada vez es más habitual, sobre todo desde que están disponibles campamentos de verano en el extranjero tan atractivos como los deportivos en EEUU, Inglaterra, Irlanda y Francia. Lo único por lo que deben preocuparse los padres es por reservar los vuelos con antelación y consultar la documentación y requisitos exigidos por cada aerolínea, unas molestias mínimas si las comparamos con las grandes vacaciones que disfrutarán los más pequeños en los campamentos.

Compartir este articulo