Cómo Recuperarse de las Lesiones en el Fútbol

Sin importar que tan habilidoso, fuerte o atlético sea, usted está propenso a sufrir una lesión mientras juega futbol. Incluso los jugadores más sanos y ágiles se lesionan; el fútbol puede ser un deporte impredecible y pueden pasar accidentes. Solo se necesita un pequeño choque, tropiezo o resbalón para tironearse un músculo o incluso romperse un hueso.

Por lo tanto, es muy importante que entienda como recuperarse efectivamente de las lesiones. Una recuperación efectiva significa que usted podrá mantenerse saludable. Incluso, también quiere decir que usted podrá regresar más rápido a las canchas y volver a jugar a este deporte que tanto le gusta. Así mismo, una recuperación sin problemas asegura que su cuerpo no sufra un daño a largo plazo.

Usualmente, los campamentos de verano de fútbol y las academias de fútbol de alto rendimiento tienen personal capacitado que puede tratar las lesiones ahí mismo. Además, tendrán personal especializado en salud y bienestar, así como en lesiones relacionadas con el deporte. De cualquier forma, es importante para su desarrollo que entienda como recuperarse si llega a sufrir una lesión jugando fútbol. A continuación discutiremos este tema y le proporcionaremos valiosos consejos para su beneficio. ¡Esperamos sean de su agrado!!

 

 

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el fútbol?

structure game soccer stadium player sports 703667 pxhere 300x200 - Cómo Recuperarse de las Lesiones en el Fútbol

Antes de abordar el proceso de recuperación, analicemos brevemente los diferentes tipos de lesiones en el fútbol. Debido a que el fútbol requiere mucho tiempo corriendo, muchas de las lesiones se presentan en las piernas y pies de los jugadores. Además de esto, también pueden presentarse lesiones en los brazos, manos y cabeza. Acá le mostramos unos ejemplos de las lesiones más comunes en el fútbol:

– Esguinces de pierna
– Desgarros de cartílago
– Esguinces/desgarros del LCA
– Esguinces de rodilla
– Dolor en las Espinillas
– Tendinitis de rodilla y tobillo
– Tirones en la ingle
– Cortes generales y contusiones

La mayoría de las lesiones ocurren como resultados de embestidas o choques durante tiros de esquina o jugadas de balón detenido. Los jugadores también pueden sufrir tirones de músculos o esquinces y desgarros mientras corren. La severidad de las lesiones como los tiempos de recuperación puede variar significativamente.

Por ejemplo, esquinces musculares leves, calambres, cortadas y golpes tienen un tiempo corto y simple de recuperación. Además, el impacto general que tienen en un jugador también es mínimo. Por el contrario, un desgarro del LCA es una lesión extremadamente seria que puede resultar en semanas y meses de recuperación. Incluso, esta podría resultar en la disminución de la habilidad y agilidad de un jugador a largo plazo si no se sigue un proceso de recuperación correcto.

 

¿Cómo recuperarse efectivamente de estas lesiones?

Entonces, ¿Qué puede hacer usted para recuperarse de una lesión? Antes que nada, debe tomarse en serio su recuperación. Si no lo hace, está en riego de sufrir una lesión permanente e incluso dañar su futuro futbolístico. Para ayudarle, hemos hecho una lista con 9 pasos y ejercicios que puede hacer para recuperarse efectivamente de una lesión en el fútbol. Por favor, tenga en cuenta que estos son consejos generales y no aplican específicamente a un tipo de lesión; se puede necesitar tratamiento médico, cirugía y terapia para lesiones más severas.

 

1. Reduzca completamente el tiempo de juego

En primer lugar, debe reducir su actividad física – no solamente el fútbol. Mientras que evalúan su lesión y revisan los daños causados, no siga entrenando y jugando, incluso si está la tentación de simplemente continuar con su rutina diaria y jugar al fútbol como normalmente lo haría.

Si es solo un golpe, de verdad, sí puede seguir con su rutina ya que los golpes sanan y no representan un riesgo duradero si continua jugando. Sin embargo, con respecto a los esguinces, dolores musculares y lesiones más graves, continuar con su rutina de juego solo causará más daños y aumentará el tiempo de recuperación.

 

2. Busque la ayuda de un profesional capacitado

Tan pronto como ocurra la lesión, se recomienda buscar ayuda y consejo profesional. Usted podría pensar que ha identificado la lesión y que sabe el procedimiento a seguir, sin embargo, esto está fuera de su perspectiva limitada y conocimiento.

Una persona capacitada, como alguien que trabaje en un campamento de verano de fútbol, puede analizar apropiadamente su lesión. Ellos podrán revisarla y valorar asertivamente qué se debe hacer para asegurar una pronta recuperación. Pedir ayudar puede ahorrarle estrés y dolor en el futuro.

 

3. Evite jugar con lesiones

Siguiendo el hilo del primer punto, a no ser que su lesión sea mínima, como una cortada o un golpe, evite jugar. Si se lesiona durante un partido o práctica, seguir jugando podría causarle un daño severo.

Por ejemplo, si se torció un tobillo y sigue corriendo, la presión resultante puede causar mayor hinchazón y daños. En últimas, podría resultar en una fractura. Lo que hubiera sido una lesión menor que solo necesitara unos pocos días de recuperación, podría convertirse en una lesión severa con consecuencias duraderas. Simplemente no vale la pena arriesgarse solo por jugar 30 minutos más.

 

4. Reduzca la presión, eleve y aplique hielo

Para la mayoría de lesiones relacionadas con el fútbol, el mejor procedimiento a seguir es: reducir la presión, aplicar hielo y elevar la parte afectada. Es importante reducir la presión para que no aplique tensión y estrés en el área comprometida, y así causar más daños.

El hielo ayuda a reducir la hinchazón, la cual también incrementa la presión en la parte lesionada. Y finalmente, la elevación no solo reduce la hinchazón, sino que también ayuda a reducir la acumulación de fluidos.

 

5. Realice estiramientos básicos una vez haya disminuido la hinchazón

Asegurarse que sus articulaciones y músculos permanezcan flexibles es una gran manera de ayudar a la recuperación de una lesión de fútbol. Luego de sufrir una lesión, su cuerpo se pondrá tenso. Es una reacción natural cuando se siente dolor.

Una vez que ya se sienta mejor y que pueda hacerlo, realice estiramientos básicos usando las partes de su cuerpo que estén afectadas. Si siente mucho dolor o punzadas, deténgase de inmediato. Ahora, si el dolor es manejable, continúe. Cree una rutina en la que realice diferentes estiramientos varias veces al día. Esto le ayudará a mantener sus músculos y extremidades flexibles.

 

6. Use bandas de resistencia para aumentar la fuerza

Una vez que no haya tanta hinchazón y se sienta lo suficientemente fuerte, considere usar una banda de resistencia para reforzar la fuerza muscular y articular. Hay muchos ejercicios simples que puede hacer con estas bandas. Las bandas de resistencia son una manera fácil y simple de agilizar el proceso de recuperación y asegurarse de que su cuerpo se mantenga fuerte. Además, son una gran manera de evaluar su fuerza y medir el proceso de recuperación.

 

7. Mantenga una dieta saludable con una dosis de alimentos antiinflamatorios

Una dieta saludable no es solo esencial para los futbolistas sino para todos y contribuye a llevar una vida balanceada. Mantener una dieta saludable es también vital para recuperarse de una lesión. Su cuerpo necesita vitaminas y minerales esenciales para realizar tareas importantes como la reparación celular y combatir una infección. Esto es extremadamente importante cuando su cuerpo trata de curarse de una lesión deportiva.

Ciertos alimentos también pueden funcionar como antiinflamatorios: tomates, vegetales verdes, nueces, pescado graso, y algunas frutas como las fresas pueden ayudarle a reducir la inflamación que rodea el área de la lesión.

 

8. Consulte a un fisioterapeuta o terapeuta deportivo para la rehabilitación

Esto dependerá de la severidad de la lesión; si sufrió una lesión seria, como una ruptura muscular o un hueso roto, la terapia física le podría ayudar. Un fisioterapeuta o un especialista físico le podrá proporcionar un plan de acción que  asegurará que su recuperación sea lo más rápida y efectiva posible.

Ellos le darán ejercicios específicos y monitorearán su condición de manera progresiva.  Básicamente, usted puede trabajar con un terapeuta deportivo para asegurarse de que su lesión está evolucionando adecuadamente y su cuerpo esté sanándose como debería. Ahora bien, este tipo de servicio se ofrece principalmente para lesiones graves.

 

9. Trate de mantener un nivel básico de condición física

Al recuperarse de una lesión, su cuerpo se puede sentir aletargado y puede experimentar niveles reducidos de energía. Esto es porque su cuerpo y sistema inmunológico está esforzándose en la recuperación. Adicionalmente, como no está jugando activamente al fútbol, su condición física y niveles de energía pueden disminuir.

De ser posible, se recomienda que trate de ejercitarse para mantener su estado físico. Esto le asegurará un proceso de recuperación más llevadero. Incluso, también se mantendrá en forma, y cuando regrese a  las chanchas, recuperará más rápido el nivel que tenía antes de la lesión.

 

 

Esperamos le haya gustado este artículo. Como jugador de fútbol, es necesario que entienda el proceso de recuperación. El fútbol es un deporte de no contacto, pero los accidentes ocurren, y los jugadores se pueden lesionar.  Aunque el cuerpo de los jóvenes se recupera más rápido, debe entender como minimizar el daño a largo plazo y saber cómo puede cuidar su bienestar.

Desde la perspectiva de un entrenador, es de vital importancia entender el proceso de recuperación de una lesión para así asegurar el bienestar de los jugadores. Si ocurre una lesión durante un partido o una práctica, usted debe reaccionar de manera rápida y proporcionar asistencia inmediata. Incluso, debe ser capaz de brindar asesorías a sus jugadores y guiarlos a través del proceso de recuperación.

¡Esperamos que pueda utilizar la información presentada y mejorar su conocimiento sobre la recuperación de las lesiones en el fútbol!

Compartir este articulo