Natalia Calvet

Natalia Calvet

Natalia Calvet cuenta en su blog que su interés desde pequeña por la salud y la alimentación la llevó a estudiar Ciencia y Tecnología de los Alimentos y formarse como instructora de fitness y aeróbic durante sus años de universidad. Su vida sufrió un cambio con 20 años cuando le diagnosticaron diabetes Tipo I, lo que le ayudó a reafirmar más aún su creencia en la importancia de la alimentación. Actualmente trabaja sobre todo con mujeres que tienen una vida con poco tiempo para el cuidado personal y que buscan perder peso, pero su implicación con la diabetes sigue día a día y ha puesto en marcha el reto gratuito “7 días. 0% azúcar”, que podrás ver en sus redes sociales.

Natalia Calvet - Natalia Calvet

Consejos para niños deportistas

Para ayudar a los papás y mamás en la alimentación de sus hijos, Natalia Calvet ha diseñado un decálogo que aúna los mejores consejos:

  • Predica con el ejemplo. Si quieres que tus hijos lleven una alimentación saludable el primer paso es hacerlo tu. Ellos actúan por imitación.
  • No obligues a tus hijos a comer. Solo consigues favorecer una relación poco sana con la comida. Ofrécele siempre opciones saludables y deja que él elija. Intentar que pruebe cosas nuevas pero sin forzarle.
  • No uses la comida como premio o castigo. Solo consigues favorecer una relación poco sana con la comida.
  • Basa vuestra alimentación en comida real, sin etiquetas. Los productos ultraprocesados son una bomba de azúcar, harinas refinadas, grasas de mala calidad y sal: bollería, galletas (incluso las María, las integrales o las 0%,0%), refrescos, yogures (excepto los blancos), chocolates (excepto los de más del 80% de cacao), snacks, platos preparados, zumos, pan (excepto el integral de calidad)… no deberían formar parte de nuestra alimentación habitual.
  • La base de la alimentación de niños, jóvenes y mayores tienen que ser las verduras y hortalizas.
  • Consume suficientes proteínas y grasas saludables en todas las comidas: huevos, pescado, carne, legumbre, frutos secos, aguacate, aceitunas, semillas…
  • Los cereales y tubérculos deben ser el acompañamiento, no el plato principal. Deben suponer, como mucho, un 25% de lo que comemos. En general, comemos demasiado.
  • Implica a tus hijos en la cocina y explícales la importancia de una alimentación saludable

“Comer es necesario y también es un placer, hacer ejercicio también es necesario y también es un placer. Eduquemos a nuestros niños a que lo hagan tranquila y saludablemente.”

Compartir este articulo