Felipe del Valle

Felipe del Valle

La trayectoria hasta ahora de Felipe del Valle es igual de extensa que sus estudios académicos. En 2008 se diplomó en Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Navarra y sólo dos años después consiguió la licenciatura en Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Granada. Desde el año 2012 ayuda a personas de distintas características a mantener una vida saludable y actualmente trabaja en Obemets y el Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla, además de ser el dietista-nutricionista del Sevilla F.C.

Felipe del Valle - Felipe del Valle

Consejos para niños deportistas

Felipe aconseja que los padres deben reforzar las comidas que dan a sus hijos en el desayuno, la media mañana y la merienda, por lo que nos ha pasado una serie de recomendaciones para esas horas del día. Más abajo podemos ver su “Decálogo de hábitos saludables para jóvenes deportistas”, muy aconsejable para seguir una rutina ideal.

Decálogo: Hábitos Saludables para el joven deportista

  1. Utilizar el aceite de oliva como fuente principal de grasa.
  2. Consumir alimentos vegetales en abundancia: frutas, verduras, legumbres y frutos secos.
  3. Los hidratos de carbono, procedentes de cereales (Pan, pasta, arroz, patata y sus productos integrales) deberían aportar el 55% de la ingesta calórica diaria.
  4. Disminuir la ingesta de productos envasados, procesados, bollería industrial.
  5. Disminuir la toma de refrescos gaseosos, si se toman mejor Lights o Zero.
  6. Controlar la toma de comida rápida, Pizzas, hamburguesas, Kebabs…
  7. Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos (quesos frescos antes que curados o muy grasos).
  8. La carne roja habría de consumirse con moderación y, si puede ser, como parte de guisados y otras recetas.
  9. Consumir pescado en abundancia y huevos.
  10. Beber entre 2-2,5 litros de agua al día.

““Cuando una alimentación está mal balanceada o resulta insuficiente, el organismo sufre en un periodo inicial una serie de alteraciones metabólicas, bioquímicas y fisiológicas, que pueden contribuir a disminuir el rendimiento deportivo y a la deseada adaptación al entrenamiento”.

Compartir este articulo