Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

Teaching Teenage Athletes to be Coachable

Muchas veces, como padres y entrenadores juveniles, nos centramos en todas las formas en que podemos ayudar a mantener a los atletas jóvenes físicamente saludables, mientras persiguen sus sueños de convertirse en deportistas de éxito. Si bien la salud física de su hijo es crucial para su éxito como deportista, es solo una pieza del rompecabezas. El resto de su éxito dependerá de su fortaleza mental y su mentalidad general, a medida que avanza a niveles cada vez más exigentes de juego.

Hay un factor que realmente puede determinar lo lejos que llegará su hijo en su deporte. Ese factor se llama entrenabilidad. ¿Llegará al equipo de la escuela secundaria? ¿Logrará jugar en la universidad? ¿Llegará al terreno semiprofesional o profesional? Si bien la genética y la forma física ciertamente juegan un papel importante en la determinación del éxito deportivo de su hijo, si es entrenable o no es otro factor clave que lo llevará a lo más alto o lo dejará a ras de suelo, junto al resto de los niños imposibles de entrenar.

En este capítulo, hablaremos sobre la diferencia entre un atleta entrenable y un atleta no entrenable. Hablaremos sobre algunos de los rasgos principales que tienen los atletas entrenables, y hablaremos sobre cómo desarrollarlos, desde nuestro papel de padres. Al final del capítulo, sabrá exactamente lo que puede hacer como padre, para asegurarse de que está criando a un atleta entrenable.

Características de los atletas imposibles de entrenar

Characteristics of uncoachable athletes - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

Antes de analizar los rasgos principales de los atletas entrenables, es útil echar un vistazo a lo que hace que un atleta sea “imposible de entrenar”. La mayoría de las veces, los entrenadores no toman notas exactas sobre cuáles de sus jugadores pueden entrenarse y cuáles no.

Más bien se sienten inclinados a prestar más atención a unos niños que a otros, en función de sus actitudes y comportamientos.

Ciertas actitudes y conductas envían señales a los entrenadores de que los jugadores están listos y dispuestos a aprender. Otras demuestran que los jugadores realmente no quieren ser entrenados. Los entrenadores reciben estas señales y prestan más o menos atención a los jugadores. Cuando se trata de mejorar y convertirse en un deportista triunfador, recibir más atención (incluso críticas) es casi siempre mejor que recibir menos.

Estos son algunos comportamientos y actitudes comunes que alejarán a los entrenadores:

  • Contestar, ponerse a la defensiva
  • Los ojos en blanco, cuchichear mientras el entrenador habla y otras conductas irrespetuosas
  • Culpar a otros compañeros de equipo o a las circunstancias
  • Negatividad general o pesimismo
  • Incapacidad para implementar los cambios recomendados por el entrenador
  • Holgazanear, tomar atajos

Si su hijo muestra alguna de las actitudes o conductas enumeradas anteriormente, podría ser hora de sentarse y tener una charla sobre convertirse en un estudiante más abierto, humilde, consciente de sí mismo y comprometido.

Apertura y disposición para aprender

La apertura o la mentalidad abierta es uno de los rasgos más importantes de la capacidad de ser entrenado. Desarrollarse en un deporte, o aprender en cualquier aspecto de la vida, se trata de evolucionar y hacer cambios que conduzcan al crecimiento y la mejora.

El trabajo de un entrenador es ayudar a sus alumnos a mejorar, señalando los cambios que necesitan hacer, a medida que continúan su camino hacia el éxito. Dicho esto, para que los estudiantes mejoren, deben estar dispuestos a experimentar las nuevas ideas de su entrenador e implementar cambios.

example graphic - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables
Openness and willingness to learn - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

Aquí hay un claro ejemplo. Una tenista juvenil ha pasado los últimos dos años perfeccionando su saque plano. Finalmente puede sacar con poder y consistencia, y se siente cómoda y segura con su saque.

Su entrenador le muestra una nueva forma de sacar, cortando la pelota y creando un rebote más complicado para su oponente. Ella comienza a practicarlo y rápidamente se da cuenta de que no está muy cómoda con este nuevo saque.

Durante los partidos amistosos después del entrenamiento, ella tiene dos opciones.

Puede:

  • (a): elegir jugar a lo seguro y continuar practicando su saque plano, 
  • (b): decidir trabajar en el nuevo saque de corte que sugirió su entrenador. ¿Qué opción elegiría el atleta de mente abierta y entrenable? 

La opción b.

Al elegir trabajar en su saque de corte, se está dando más oportunidades para mejorar y desarrollarse como una jugadora de tenis completa. También está demostrando a su entrenador que confía en él, respeta su tiempo y su opinión experta.

Como resultado, su entrenador probablemente le prestará más atención y ayuda mientras continúa trabajando en el nuevo saque.

Consejo para enseñarle a su hijo a estar abierto a aprender

Muchas veces, cuando los atletas jóvenes dudan en probar cosas nuevas (movimientos, ejercicios, posiciones, etc.), es porque tienen miedo de fallar. Enséñele que el fracaso no es solo una parte ineludible del proceso de aprendizaje, sino también un factor necesario para la mejora. Aliéntelo a aceptar el fracaso como una señal de crecimiento.

Humildad y respeto

La humildad se define en el diccionario Webster como “ausencia de orgullo o arrogancia; la cualidad o el estado de ser humilde”. La humildad es otra característica importante de la entrenabilidad por un par de razones.

En primer lugar, es más probable que los atletas humildes continúen trabajando duro y mejorando. Los atletas arrogantes tienden a percibir principalmente sus propias fortalezas y especialmente las debilidades de sus rivales. Con esta mentalidad arrogante, no ven todas las formas en que pueden aprender de sus oponentes y mejorar. Por el contrario, los atletas humildes aprecian y admiran a sus competidores, siempre buscando aprender de ellos. Esta mentalidad no solo los ayuda a mejorar, sino que también los ayuda a ganarse el respeto de su entrenador.

Humility and respect - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

Del mismo modo, es más probable que los atletas humildes respeten a sus entrenadores como expertos y que escuchen lo que tienen que decir. El trabajo de un entrenador es instruir y ofrecer sus propios consejos y experiencia. Los atletas arrogantes y orgullosos a menudo piensan que ya saben más que sus entrenadores, una actitud que rápidamente aleja a estos últimos. Los atletas humildes demuestran activamente respeto y aprecio por el tiempo y los consejos de su entrenador, una actitud que hace que los entrenadores quieran pasar más tiempo con ellos.

Por último, los atletas humildes son más agradables, y esta simpatía les ayuda a ganarse el respeto, el tiempo y la atención de sus entrenadores. Ningún entrenador está dispuesto a ayudar a los deportistas que ya piensan que son los mejores, que no les queda nada por aprender. Siempre hay algo que aprender, siempre hay margen de mejora. Los atletas humildes aceptan que su entrenador sabe más, y esta mentalidad es la correcta para un deportista joven en desarrollo.

Consejos para criar a un deportista humilde

Nunca le hable mal del entrenador a su hijo. A menudo, los padres no están de acuerdo con el estilo o las decisiones del entrenador. Si bien es tentador para los padres discutir sus opiniones con sus hijos, la mayoría de las veces, no sale nada bueno. Los problemas persisten y los alumnos simplemente pierden el respeto por su entrenador. Cuando el entrenador se da cuenta de que este respeto es cada vez menor (casi inmediatamente), comienzan a dedicar menos tiempo y atención a ayudar al joven atleta a mejorar.

Autoconciencia y concentración

La autoconciencia, en este contexto, se refiere a la capacidad de un jugador para observar su propio comportamiento y autocorregirse, según las instrucciones de su entrenador. La autoconciencia es un aspecto extremadamente importante de la entrenabilidad.

Self awareness and concentration - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

No hay nada más frustrante para un entrenador que tener que repetir constantemente la misma instrucción una y otra vez, especialmente cuando no están seguros de por qué el alumno no ha corregido el problema. Se preguntan: “¿No me entiende? ¿Está ignorando mis instrucciones a propósito? ¿O simplemente no le importa?” Muchas veces, la verdadera respuesta es la falta de concentración y autoconciencia.

Veamos un ejemplo. Un jugador acaba de pasar la última hora trabajando en ejercicios de tiro de balón y practicando mantener la rodilla por encima de la pelota para lanzar tiros bajos. Cuando juega un partido amistoso al final del entrenamiento, está preocupado por muchas cosas diferentes, y se le olvida por completo poner en práctica los disparos bajos con la rodilla por encima de la pelota. No es que no le importe mejorar; simplemente no estaba concentrado en implementar lo que acababa de aprender en el entrenamiento.

Los entrenadores se dan cuenta de estas cosas y, a menudo, se desaniman por ello. ¿Por qué dedicar todo ese tiempo a un jugador si, al final, va a olvidarlo todo cinco minutos después? La autoconciencia tiene un largo recorrido cuando se trata de entrenabilidad. De hecho, la autoconciencia es la clave para ser considerado un aprendiz rápido. Cuando los jugadores practican la autoconciencia y se concentran específicamente en implementar lo que aprenden durante el entrenamiento, mejoran mucho más rápido, y los entrenadores están felices de dedicar tiempo y energía para ayudarlos a mejorar.

Consejo para enseñar autoconciencia y concentración

A veces, la autoconciencia es solo una cuestión de tomarse el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que hemos aprendido. Si le pregunta a sus hijos qué han aprendido en el entrenamiento cuando llegan a casa, será mucho más probable que recuerden estas conclusiones principales del entrenamiento y se concentren en ellas durante el juego.

Compromiso y trabajo duro

El compromiso se refiere a la promesa personal de un deportista de hacer lo que sea necesario para mejorar y convertirse en el mejor atleta que pueda ser.

Reconocer que, para lograr sus objetivos, tendrá que hacer sacrificios y trabajar extremadamente duro. Aceptar el desafío y esforzarse al máximo en cada entrenamiento y durante cada juego o partido. Sin quejas, sin holgazanear, sin atajos. No hace falta decir que estos atletas son un placer absoluto para sus entrenadores.

Algunos jugadores subestiman lo que realmente significa comprometerse a alcanzar la grandeza. Aparecen para entrenar, pero comienzan a gandulear cuando están cansados, porque no se dan cuenta de que el compromiso significa el 100% de esfuerzo TODO el tiempo. La verdadera pregunta es, ¿por qué un entrenador pasaría su tiempo contigo si no estás haciendo todo lo posible para hacer el ejercicio correctamente? No lo hará.

Commitment and hard work - Enseñar a los deportistas adolescentes a ser entrenables

El compromiso también es importante, porque convertirse en un atleta de éxito es un desafío. En el camino a la cima, cada deportista derriba posibles barreras y obstáculos. Pueden lesionarse, pueden tener una temporada dura y frustrante, pueden verse apartados de la competición por la posición de un nuevo compañero de equipo. Convertirse en un deportista triunfador requiere fortaleza mental y resistencia. Los atletas comprometidos aceptan que el camino hacia la grandeza no va a ser fácil o recto y deciden seguirlo de todos modos.

Si desea que su hijo tenga éxito en el campo o en la pista, enséñele el significado del compromiso y la importancia del trabajo duro.

Consejo para enseñar la importancia del compromiso y el trabajo duro

Muchos niños simplemente no se dan cuenta o no son lo suficientemente maduros como para saber que el trabajo duro y la resistencia realmente valen la pena al final. Intente contarle historias sobre cuánto trabajo duro y esfuerzo ponen sus ídolos en su deporte. Si se toma en serio la mejora, seguirá los pasos de sus ídolos sin ninguna resistencia.

Ideas Finales

La entrenabilidad es un rasgo extremadamente importante para los atletas jóvenes que desean experimentar el éxito en su deporte. Realmente se trata de tener la mentalidad adecuada y ser un buen alumno, para que los entrenadores quieran pasar más tiempo y energía ayudando a su hijo a mejorar. Intente enseñarle a su hijo a tener la mente abierta, ser humilde, consciente de sí mismo y comprometido. El entrenador de su hijo estará encantado de pasar tiempo enseñando a un niño tan entrenable como el suyo.

Compartir este articulo