Cómo conseguir que a tu hijo le guste aprender idiomas

Cómo conseguir que a tu hijo le guste aprender idiomas

“Los límites de mi lengua son los límites de mi mundo” – Ludwig Wittgenstein (1922).

En un mundo donde las oportunidades son cada vez menos limitadas por las fronteras físicas y donde los viajes a países son cada vez más fáciles que nunca, tiene sentido que el idioma represente la ultima barrera para una libertad global.

La idea de esta frase fue capturada en la cita (anterior) del filósofo austriaco Ludwig Wittgenstein. Ya se a aplicado en los confines de nuestro propio idioma como un concepto universal, la interpretación fundamental sigue siendo la misma: cuanto mejor utilicemos un idioma, menos limitado será nuestro mundo.

Si nuestros limites se establecen por nuestro idioma materno – y nuestra habilidad al utilizarlo – podemos ver fácilmente como aprender un segundo idioma, puede romper otra barrera y expandir nuestro mundo. Cada nuevo idioma que aprendemos amplifica aun más el mundo donde existimos y nos ayuda a operar sin restricciones. Pero,¿cómo conseguir que a tu hijo le guste aprender idiomas?

La importancia de aprender un idioma para generaciones futuras

A medida que el mundo se vuelve más automatizado y globalizado, el idioma se convierte en un factor clave para asegurar los mejores puestos de trabajo. Lo que es más, también puede jugar un papel importante en la mejora de nuestra vida social y experiencias de viaje.

Aprender un segundo idioma también puede alterar nuestra mentalidad y la manera en la que percibimos el mundo. Nos volvemos menos aislados e introspectivos y más mundanos y nos abre la mente. Para beneficiarse realmente de este fenómeno, es mejor adoptar un nuevo idioma cuando somos jóvenes y más propicios para el aprendizaje.

Este vídeo explica LOS BENEFICIOS DE UN CEREBRO BILINGÜE (activa los subtítulos abajo a la derecha del vídeo):

Los niños pequeños aprenden un idioma de la manera más natural y sencilla. Recuerdan los sonidos y los reconocen como palabras, antes de formar oraciones. Si un niño crece en un entorno bilingüe, puede aprender más de un idioma de igual forma. Pero cuando se introduce un idioma más adelante, requiere más esfuerzo.

Cuanto más edad tenemos, más difícil es aprender un idioma. Cuando somos adultos, nos acoplamos en un modo cómodo donde casi todas nuestras ideas, creencias y percepciones del mundo ya están establecidas. Durante esta etapa, aprender un idioma requiere un verdadero deseo y compromiso para dominarlo.

A continuación, este vídeo corto intenta responder a la pregunta: ¿POR QUÉ LOS ADULTOS NO APRENDEN UN IDIOMA COMO LOS NIÑOS?

Por supuesto que a veces puede ser difícil convencer a un niño pequeño que aprenda un idioma y que entienda lo importante que es para su futuro. Pero estudios muestran que cuanto más pronto aprenden un idioma, más consiguen.

Aprender un nuevo idioma les ayuda a estimular la mente y puede conducir a obtener mejores resultados académicos. Niños con habilidades lingüísticas suelen resolver problemas con mayor facilidad, tienen la capacidad de realizar multitareas y tienden a formar diferentes conceptos. Los niños se desenvuelven mejor en un entorno social y se expresan generalmente mucho mejor.

Este video destaca los 5 BENEFICIOS PARA APRENDER UN SEGUNDO IDIOMA:

Entonces, ¿qué puedo hacer para que mi hijo le guste aprender un idioma?

Aprender un Idioma a través de la Lectura

Durante siglos, los libros han sido la principal herramienta de los profesores y poco ha cambiado en este aspecto. Los estudiantes con mayor nivel de éxito académico habrán leído muchos libros para llegar a tener una inteligencia primordial.

Para los estudiantes de idiomas, los libros son esenciales. Ser capaces de ver la estructura y la formación de palabras y frases, les ayuda a almacenar todo en su memoria. Esto les permite visualizar las imágenes a la palabra hablada con mayor facilidad.

La lectura ayuda a los niños a pronunciar palabras en su mente o leer en voz alta. La conexión entre la palabra escrita y hablada es esencial durante el aprendizaje de un idioma.

Otra ventaja de los libros, es que  los padres pueden leer a sus hijos y así aprender juntos. El dedicar un tiempo para leer en voz alta ayuda a los niños a comenzar a aprender un idioma en un ambiente relajado.

Además de los libros académicos, también puedes comprar libros de ficción en idiomas extranjeros a través de Internet. Los niños disfrutan leyendo mucho más si hay una historia que se desenvuelve en el proceso. Y gracias a Internet, ahora se pueden buscar vídeos que dan vida a los libros con palabras e imágenes.

Ver la Televisión y escuchar música

La televisión y la música ofrecen a los niños una manera divertida para disfrutar de la inmersión del idioma. Al ver programas extranjeros en la televisión (con o sin subtítulos) o escuchar música, los niños pueden aprender nuevas palabras y mejorar su pronunciación.

Este tipo de aprendizaje se puede realizar sin mucho esfuerzo, además de tener la música o una seria de televisión en segundo plano en casa. O para una experiencia más interactiva, puedes celebrar una sesión de Karaoke en tu casa y conseguir que los niños participen cantando en un nuevo idioma.

Aquí hay un ejemplo de un videoclip de música en la web que muestra las letras de la canción:

Aprender un idioma con juegos

A los niños les encanta jugar y si combinas el aprendizaje de idiomas con actividades divertidas, les ayudas a aprender.

Los juegos ofrecen a los niños un incentivo para aprender y se agrega un elemento divertido a la competencia saludable. Los juegos también ofrecen una manera de comunicarse e interactuar.

Algunos programas de aprendizaje utilizan juegos y recompensas para ayudarnos a aprender. Uno de los ejemplos más populares es DuoLingo:

Aprender Idiomas a través de los Deportes

Si tu hijo es un fan del deporte, le puedes ofrecer la oportunidad de aprender un idioma mientras practica su deporte favorito.

Durante todo el año, hay muchos lugares en todo el mundo que ofrecen campamentos para niños de cualquier edad. Dichos campamentos deportivos ofrecen un alto nivel de entrenamiento deportivo que también se puede combinar con clases de idiomas.

Además, muchos campamentos se llevan a cabo en el idioma que van a aprender los niños y así ofrecen una experiencia estupenda y una inmersión total del idioma.

Existen pocas maneras de llamar la atención de los niños para ofrecerles la oportunidad de jugar su deporte favorito. El interés por el deporte es la motivación que necesitan para aprender y mejorar bajo la supervisión de los profesores. Cuando un idioma se introduce en este entorno, los niños están mucho más abiertos a aprender.

En Ertheo, ofrecemos una variedad de campamentos deportivos para satisfacer todas las necesidades en muchos países del mundo. Además, también ofrecemos campamentos para otras aficiones y actividades. La naturaleza multicultural de estos campamentos ofrecen a los niños la oportunidad de interactuar con nativos del idioma que están aprendiendo en un nivel de compañerismo.

Para obtener más información acerca de nuestros campamentos, echa un vistazo al siguiente vídeo:

Por supuesto, estas son sólo algunas maneras que puedes ayudar a tus hijos para que les guste aprender idiomas. También es importante que los padres les apoyen durante su aprendizaje y actúen como modelos a seguir.

Si vuestros hijos están aprendiendo un idioma, ¿por qué no aprender con ellos? ¡Pueden animarse mutuamente y obtener una satisfacción al demostrar que ellos hablan mejor que vosotros! La retroalimentación y el estímulo positivo son esenciales.

Aprender un nuevo idioma no es fácil, incluso para un niño pequeño. Asegúrate de crear un entorno que le ayude a aprender sin demasiada presión. Necesita progresar con total naturalidad y no convertir el idioma en una tarea, sino en una habilidad que mejorará su vida.

¡Potencia el futuro de tu hijo!

Compartir este articulo